,

Los peligros del uso inadecuado de las cremas blanqueadoras

agosto 20, 2018

Santo Domingo.- En República Dominicana cada vez toma más auge el uso de cremas para aclarar el color de la piel; la mayoría que las utilizan lo hacen sin supervisión de un dermatólogo y por razones meramente superficiales, aumentando los riesgos de afectar la salud y crear nuevas necesidades que a la larga pudiera desencadenar en un efecto adverso al esperado.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tres de cada cuatro personas de piel morena que usa productos blanqueadores lo hace sin receta médica.

Las cremas no son un problema en sí mismas, pero dependiendo de para qué se usen, en qué parte del cuerpo y de la proporción de sus componentes pueden causar graves efectos secundarios, de acuerdo con expertos consultados por BBC Mundo.

Según el consultado por el medio internacional, el problema es precisamente que muchas no pasan los controles adecuados y por tanto pueden contener ingredientes de por sí peligrosos, como el mercurio, o en cantidades que pueden poner en riesgo la salud de quien las utiliza.

Uso inadecuado
Las cremas de blanqueamiento son un “tratamiento estético que busca reducir la visibilidad de cicatrices, marcas de nacimiento, así lo reverla el servicio de salud pública británico.

También se usa para tratar la melasma, una afección cutánea común en los adultos que hace que en algunas zonas del cuerpo, especialmente en la cara, aparezcan manchas de color marrón claro o grisáceo. Es una condición bastante común en mujeres embarazadas.

Sin embargo, personas sin ninguna afección las utilizan, sin tomar en cuenta las condiciones climatológica de nuestra isla, causando aveces daños irreversibles en la tez.

“Generalmente nunca debe aplicarse más de dos veces al día, solo en zonas localizadas y nunca por periodos continuados superiores a ocho o 12 semanas”, dice la portavoz de British Skin Foundation.

Estos productos actúan reduciendo la concentración y la producción de melanina, que es el pigmento que le da a nuestra piel su color. Hay varios tipos de tratamiento: uno son las cremas, otro los exfoliantes químicos y otro, ya mucho más costoso, se realiza con láser.

Pero muchas veces, advierte, la gente que obtiene estos productos fuera del ámbito sanitario los emplea por tiempo continuado y en áreas del cuerpo muy extensas o peligrosas, como la cara o zonas cercanas a los ojos, donde puede causar mucha irritación.

Importancia de estar orientados por un profesional
En el caso de las cremas, normalmente contienen dos conocidos agentes blanqueadores como son la hidroquinona o los corticosteroides, indica el NHS.

“La composición es realmente la clave ya que las cremas que se venden sin pasar un control legal no sabemos de qué están hechas”, alerta a BBC Mundo la doctora Emma Wedgeworth, dermatóloga y vocera de la asociación British Skin Foundation.

Los esteroides tópicos, por su parte “se recetan para tratar afecciones cutáneas como el eczema, pero hay gente que los usa sin tener ningún problema en la piel y además lo hace durante años”, asegura la doctora Ophelia Dadzie de la British Association of Dermatologists a BBC Mundo.

Es por eso que el uso de este tipo de productos debe hacerse solo bajo recomendación de tu médico y siguiendo sus indicaciones. No hacerlo así puede tener consecuencias graves.

Efectos secundarios
Los posibles efectos secundarios que puede producir el uso inadecuado de estos agentes blanqueadores van desde la irritación e inflamación del área en la que se ha aplicado la crema a sensación de escozor, quemazón y piel escamada.

Pero también hay casos en los que los efectos son mucho más duraderos. El grosor de la piel puede disminuir, los vasos sanguíneos hacerse mucho más visibles, pueden aparecer cicatrices o el hígado y el riñón sufrir daños importantes. También puede causar daños en el bebé si se usan las cremas de forma inadecuada durante el embarazo.

O puede que, incluso, se consiga el efecto contrario al que se buscaba, que el resultado sea el de una piel más oscura.

“Algunos efectos secundarios incluyen la ocronosis, una condición por la cual la piel se va oscureciendo de forma progresiva, así que paradójicamente puedes estar usando este tratamiento para clarear la piel y acabes con una piel mucho más oscura”, sentencia la doctora Dadzie.

Definitivamente, no es que el procedimiento sea dañino, sino que si se quiere utilizar debe hacerse única y exclusivamente bajo la supervisión de un profesional de la dermatología que pueda indicar el producto adecuado para cada necesidad.

Fuente: Diario Libre

También podría gustarte

0 comentarios

Suscríbete al boletín informativo

Recibe un email de cada publicación nueva! Nunca compartiremos tu dirección.