Los pros y contras del uso de la medicina tradicional

julio 24, 2018

Para aliviar algunas de las dolencias más comunes, es normal escuchar a muchos dominicanos sugerir remedios caseros como tés, infusiones y brebajes, entre otros.

Por ejemplo, la medicina popular es muy utilizada en los pueblos para tratar afecciones que van desde males estacionales, alergias, resfriados, dolores de garganta, de cabeza, menstruales, de muela y reumáticos, hasta las llamadas enfermedades ‘psicosomáticas’; así como para contrarrestar el estreñimiento, insomnio, ansiedad o reflujo gástrico padecimientos, regularmente, relacionados con el estrés.

Debido a que los remedios caseros ofrecen múltiples beneficios, éstos se han convertido en una buena terapia alternativa para las dolencias que aquejan al dominicano.

Sin embargo, no en todos los casos son recomendados.

Esto, porque aunque hay preparaciones efectivas para tratar males sencillos, solemos adelantarnos a tratar el dolor sin siquiera preguntarnos por qué nos duele, y cada dolor puede tener un origen diferente.

Según la médico general Edras Batista, los remedios naturales se pueden consumir pero en su justa medida, ya que los excesos aún provengan de la naturaleza, también se pueden volver altamente peligrosos para la salud.

Además, señala que ante enfermedades como la diabetes, afecciones del riñón, infecciones recurrentes de la vía urinaria, males del sistema hepático y gastrointestinales, hay que tener en cuenta que muchos de esos productos naturales se metabolizan en el hígado y pueden, en dosis elevadas o repetitivas, volverse tóxicas y causarle daño a este órgano.

“En el caso de la varicela, tampoco es recomendable aplicar remedios caseros o pomadas para tratar la comezón, sin que haya una prescripción médica e indicaciones específicas de su uso, debido a la posibilidad de infectar las ampollas llenas de líquido, que generalmente contienen bacterias”, indica la especialista.

Industria

En muchos casos, la industria farmacéutica no ha hecho más que tomar remedios naturales y explotarlos comercialmente bajo la forma de medicamentos.

Un claro ejemplo de esto es la aspirina: el ácido acetilsalicílico es el analgésico más usado en el mundo. Sin embargo, tres mil años atrás, civilizaciones como la egipcia y pueblos de la Mesopotamia asiática utilizaban la corteza y la savia del sauce (cuyo nombre científico es Salix, y da nombre científico a la droga ácido acetilsalicílico), sin saber qué contenía esta sustancia.

Las mal llamadas medicinas “alternativas” muchas veces son la base de la medicina alopática.

Remedios

Las hierbas, sobre todo en áreas rurales, son uno de los remedios más usados para tratar una gran cantidad de enfermedades y dolencias.

Por ello no es de extrañar que una persona que visite al médico naturista aquejado del estómago o gripe, se le trate con compuestos de hierbas, como la manzanilla.

Sin embargo, hay quienes alertan que las plantas medicinales pueden causar un efecto adverso, dependiendo de la sensibilidad de cada persona, de la dosis que consuma o del tipo de enfermedad que tenga.

Para muchos especialistas de la medicina convencional, no hay ninguna planta medicinal que se conozca que pueda sustituir el tratamiento farmacológico de enfermedades crónicas como la diabetes, cáncer y epilepsia, entre otras.

Los remedios hechos con flores, frutos, hojas, raíces y tubérculos de determinadas plantas, se emplean desde los principios de la humanidad.

Los más consumidos

El ajo está considerado como uno de los antibióticos y antivirales más poderosos de la naturaleza, ya que tiene la capacidad de combatir varios tipos de infecciones.

Sus compuestos inhiben el crecimiento de los virus que causan la gripe y el resfriado y tienen un efecto positivo en el control de la gastroenteritis.

Cuenta con un alto valor nutricional y sus propiedades desintoxicantes promueven la eliminación de las toxinas retenidas en la sangre.

La raíz de jengibre se ha consolidado como una de las especias medicinales más poderosas y utilizadas en diferentes culturas del mundo.

Es antiinflamatoria, analgésica y cuenta con efectos antibióticos que favorecen la eliminación de aquellos patógenos que causan enfermedades.

Su consumo en infusión proporciona la sensación de alivio de la garganta irritada y refuerza las defensas del cuerpo para evitar el desarrollo de afecciones virales.

Dato
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la medicina popular abarca una amplia variedad de terapias y prácticas que varían entre países.

La misma viene utilizándose desde hace miles de años, y sus practicantes han contribuido enormemente a la salud humana, en particular como proveedores de atención primaria de salud al nivel de la comunidad.

Diversidad
En los ambientes rurales, las creencias sobre la medicina ejercida por el curioso, curandero, brujo, partera empírica y ensalmadores tienen una amplia demanda.

Saber
Los laboratorios farmacéuticos comenzaron a desarrollarse a inicios del siglo XX. En las décadas de 1920 y 1930, los remedios eran preparados de forma artesanal.

Fuente: Jessica Bonifacio

También podría gustarte

0 comentarios

Suscríbete al boletín informativo

Recibe un email de cada publicación nueva! Nunca compartiremos tu dirección.